miércoles, 28 de diciembre de 2016

NIÑOS

Puede la lluvia
traerte conmigo,
a esa época
donde fuimos niños.

Jugábamos descalzos
saltando charcos
en las calles vacías
de nuestro barrio.

Decía tu nombre
nunca despacio,
venías corriendo
siempre a mi lado.

Ahora veo de lejos
las calles anegadas
y se me llena el ama
de esa nostalgia.


No hay comentarios:

NUEVO

A veces miro al cielo, busco una luz, un consuelo. Escucho la brisa susurrar desde lejos que no existe nada que sea eterno. Las hu...