lunes, 5 de diciembre de 2016

COMETA

Abre sus alas
y se eleva muy alto,
como si el cielo llamara
a todos sus santos.

Buscando una estrella
quien sabe en que galaxia
o que universo clama
para si su presencia.

Se marca la distancia
con cada batido de alas,
es como un raro cometa,
una flecha dorada.

Se aleja así de pronto,
asciende veloz a su meta;
abajo quedamos todos
lamentando su ausencia.


No hay comentarios:

APATÍA

Cuesta el silencio entre tanta gente, muchas palabras, historias ausentes. Tanta nostalgia por ahí derramada, cada hoja perdida tien...