lunes, 30 de enero de 2017

LUX AETERNA

Una luz llega
desde no sé donde,
fugáz se esconde
en el horizonte.

En la noche
destella un poco;
es un faro roto,
nadie responde.

Naúfrago apenas,
soy en las aguas
de una tormenta
lo que queda.

Busco la estrella
que me guie seguro
a costas acordes
a lo que busco.

La luz apenas
brilla cuando quiere,
pues siempre prefiere
de mi vida esconderse.


No hay comentarios:

APATÍA

Cuesta el silencio entre tanta gente, muchas palabras, historias ausentes. Tanta nostalgia por ahí derramada, cada hoja perdida tien...