miércoles, 9 de febrero de 2011

PAISAJE DE LLUVIA

Este día de lluvia
salgo sin paraguas a la calle,
espero quizás que todo pase,
o intente sortear las gotas
que ahora caen muy suaves.

Apuro el paso y entre charcos
voy saltando como si fuera liviano,
como si sorteara pequeños mares
donde casi me veo reflejado.

Pienso que podría hacer barcos
de papel con algunos boletos blancos
para que naveguen sin rumbo fijo
hasta un puerto amigable.

El cielo se pone oscuro,
se mueven las ramas de los árboles,
llueve ahora pero desde un nuevo cielo
muy verde de hojas que se abren.

Sonrío como un niño ante el frío
del viento que entre autos paso se abre,
admiro a las pequeñas aves que vuelan
veloces en un cielo poco amable.

Llego a mi destino que es el mismo
de muchos quienes salimos temprano,
pero me llevo conmigo en mi viaje
ese hermoso paisaje de agua
que renueva todos los lugares.

4 comentarios:

(lunattyk) dijo...

La lluvia genera tantas cosas bellas como hacer barquitos de papel o cantar bajo ella :D
En lo personal, es la que renueva el alma y la energía, por supuesto es bello caminar bajo esas gotas!
Besos Tinchon ....

Martín_Espinoza dijo...

La lluvia siempre ha sabido lograr algún poema en mí, es como la luna. Algo cotidiano pero con esa magia tan especial que renueva el alma.

Tierra de Poetas dijo...

La lluvia tiene ese efecto entre purificador y melancólico.

Precioso poema.

Abrazos

Martín_Espinoza dijo...

La lluvia siempre me inspira