jueves, 30 de junio de 2011

AZUL, BLANCO

Que el frío congele
sin piedad el paisaje;
que se callen las aves
y en sus nidos descansen.

Que el sol se esconda
entre nubes altas y negras;
que nadie quede en las calles
tan tristes y desiertas.

Que el frío sea implacable
con las flores que aún no nacen,
con las semillas que son esperanzas,
con las palabras nunca olvidadas.

Que se torne todo azul y blanco,
que nada tenga vida y que acaso
esta noche pueda apagar el fuego
conmovedor de tus recuerdos vanos.

No hay comentarios: