domingo, 3 de julio de 2011

ABRIGO

El viento dormido
desde el sur sombrío,
lleva consigo la nieve
derretida en el olvido.

El cielo es tan celeste
que parece de hielo frío,
no hay nubes y el sol
es ahora muy tibio.

Camino en el puente
despacio sobre el agua
que permanece callada
cual sueño infinito.

Las aves en sus nidos
ya no cantan sólo esperan
que llegue algún día
la dulce primavera.

Yo simplemente sigo
mis pasos a pesar del frío,
no es malo si tengo el abrigo
de tus recuerdos conmigo.

No hay comentarios: