miércoles, 30 de mayo de 2012

PROMESA

No mires las estrellas
que caen del cielo inciertas
como esta noche inmensa.

Ni la luna que se muda
a otros cielos más calmos,
lejanos de toda tormenta.

Los rayos son luciérnagas
que chocan con fuerza entre ellas,
la lluvia bendición de primavera.

Cierra tus ojos de niña buena
y descansa tranquila que mañana
será un hermoso día si esperas.

No temas, conmigo no temas,
prometo cuidarte siempre y sabes
que suelo cumplir mis promesas.

No hay comentarios: