martes, 2 de octubre de 2012

COMO UN POETA


Si este es el destino,
que conmigo a los dados juega,
hace trampa, pierdo siempre
en esta triste ruleta.

Voy a jugar aunque pierda,
aunque no tenga posibilidades;
el tiempo siempre es inefable
y algún día dará respuestas.

La esperanza no se pierde
aunque arrecie la tormenta,
los ojos ciegos, las manos vacías,
en la oscuridad más violenta.

Uno camina hacia adelante
quizás sólo por inercia,
tal vez porque valga la pena
seguir recorriendo esta senda.

Quiero creer que por algo,
por una mágica razón buena,
todo se da de esta manera
y no como yo quisiera.

Morir quizás sin nada
pero sonriendo en la lucha
temeraria y silente de atreverme
a vivir como un poeta.

No hay comentarios: