martes, 23 de octubre de 2012

DISTANCIA


Nunca estuviste cerca,
ni cuando te llamaba;
eres la luna solitaria
luminosa pero extraña.

Distante en un cielo
al que no llegan ni las aves,
gaviotas de mis pensamientos
en su vuelo de eternas alas.

Tu mirada es profunda
como un abismo muy oscuro
donde caen todas mis palabras
una a una en la nada.

Si te busco te marchas
por tangentes extrañas,
con argumentos repetidos,
con excusas poco claras.

Pero sigo y sigo
como un necio este camino,
será que aún percibo
un atisbo de luz en tu alma.

O será que me permito
sufrir con tu amor vacío;
acaso en el fondo de todo,
tú y yo seamos lo mismo.

No hay comentarios: