sábado, 1 de diciembre de 2012

NUEVA ERA

Dejaré caer las hojas
secas de la tristeza,
en un otoño de vida,
de memorable belleza.

Para esperar con ansias
la llegada de la primavera,
florecer de nuevo a la dicha,
comenzar una nueva era.

Ser un nuevo árbol
que silente espera
al sol bañando sus ramas,
colmarlas de estrellas.

Afianzar mis racies
lo más profundo que pueda
para resistir las tormentas
fuertes que me esperan.

A mi sombra canten las aves,
hagan sus nidos con presteza,
llenarme de música y alegría
de nueva vida en su esencia.

Y si me toca morir,
quedar en pie a pesar de todo;
algún brote nuevo crecerá
de mi vacía corteza.

No hay comentarios: