sábado, 2 de febrero de 2013

DE SIEMPRE

Amanece, veo en el cielo
como la noche se desvanece;
la luna todavía aparece
cerca del horizonte silente.

Las aves cantan lo de siempre.
como cada nuevo rutinario día,
pero hoy nada es lo mismo,
todo se renueva en mi vida.

Acaso sea el principio
de un cambio sin precedentes
o el comienzo del final de todo
aquello que parecía perenne.

Será que me ilusiono
con cambios que no suceden,
como un mero acto reflejo
de quien siempre pierde.

No hay comentarios: