lunes, 4 de febrero de 2013

LATIDO

Después de la sonrisa
queda esa paz infinita,
la de una dicha serena
como el sol de mediodía.

Las horas son eternas
colmadas de recuerdos
de todas las simples cosas
que hacen mejor la vida.

Un poco de nostalgia
se cuela imprecisa
entre los pensamientos
con su tono de melancolía.

Pero es parte de todo,
es así cuando se tiene
en el corazón un latido
de amor que nos mantiene.

No hay comentarios: