miércoles, 27 de febrero de 2013

ETÉREO

Este día es gris,
como el mismo cielo,
como los pensamientos
en la llovizna sin remedo.

No hay sol alguno
que brille desde lo alto,
ni ave acaso cantando
sus melodías de enero.

Camino en el silencio,
de ese extraño desierto
que es la calle esta mañana,
fría y con un leve viento.

Recordando el ocaso
con su luz de fuego,
como la noche llegaba
para calmar el universo.

Hoy todo es nuevo,
todo tiene un aire etéreo
como si fuera un sueño
del cual no despierto.

2 comentarios:

Jorge Ampuero dijo...

Certeros versos;
persevera.

Saludos.

Martin Espinoza dijo...

Gracias por tu comentario Jorge!