viernes, 14 de febrero de 2014

EN MI VIDA

El ocaso señala
el día que termina,
la noche llega tímida
oculta en la neblina.

Las estrellas despiertan
poco a poco ahí arriba,
como pequeños faros
que muy alto brillan.

La brisa juega sola
con las ramas dormidas,
cae alguna pobre hoja
a la tierra que palpita.

Camino en ese paisaje
como mágico que recita,
en su silencio profundo,
tu nombre en mi vida.


No hay comentarios: