miércoles, 23 de julio de 2014

AGUA

Las horas son extrañas, 
cual ráfagas que pasan; 
o un río insolente 
que todo arrasa. 

Un viento fuerte 
con brazos invisibles 
abraza el misterio 
de hojas inhertes. 

La noche miente
con su juego de sombras,
hasta la luna no perdona
si alguien se equivoca.

Es una metáfora 
de la vida que se escapa 
entre nuestros dedos, 
casi como el agua. 


No hay comentarios: