miércoles, 16 de julio de 2014

CALMO

Tranquila y positiva,
así debe ser la vida;
como la suave brisa
entre ramas dormidas
que no lastiman.

El agua que mansa
descansa en la orilla
del río calmo y tibio
iluminado por el sol
de sueños benditos.

La mirada constante
al horizonte lejano
donde lo esperado
siempre va llegando
si lo necesitamos.


No hay comentarios: