viernes, 4 de septiembre de 2015

EXISTENCIA

No sé escribir,
así son mis poemas,
frágiles esquemas,
palabras sueltas.

Simpleza acaso
nacida de la pobreza 
de recursos poéticos,
de leves ideas.

De estar encerrado
dentro de mi espacio
sin salir al mundo
que me rodea.

Pero de vez en cuando
como un rayo que llega 
aparecen tus ojos,
tu sonrisa buena.

Me encuentro soñando
con tus suaves manos
como mariposas
de luz en la tiniebla.

Y escribo prontamente
antes de que se desvanezca
toda esa mágica existencia
parecida a una estrella.



No hay comentarios: