viernes, 25 de septiembre de 2015

IN AETERNUM

No es cosa simple ser eterno,
hay que estar en todos los detalles,
se debe dejar de lado el tiempo
que no es más que un juego,
estar en todos los lugares
y en ninguna parte.

Ser elocuente y siempre tener ideas,
estar con los sentimientos al borde
controlados como se debe
a seres que no conocen la muerte,
les sobra todo, hasta paciencia.

No hace falta dejar recuerdos
porque somos siempre un presente;
pasado y futuro no existen 
pues vivimos todo en un momento,
un estado sublime de alma y mente.

Aunque después se apague
la estrella que nos guía
seguiremos en definitiva
dando batalla a los días
sin pausa, ni prisa.

Por eso no se sorprendan 
si alguna vez me ven indiferente;
tarde o temprano no es exigible
para quienes pueden hacerlo todo
cuando quieran, si quieren.

No hay comentarios: