domingo, 14 de septiembre de 2008

CUANDO ESTÁS CONMIGO

Cuando estás conmigo no hay tiempo,
son inútiles aquellos relojes
colgados en las paredes absurdas;
sin sentido las agujas que marcan
algo que no conocemos.

Cuando estás conmigo no puedo
saber nada más que te necesito,
comprender acaso que no puedo
dar un paso si no te tengo
a mi lado sonriendo.

Sonríen mis labios, el universo,
la noche, los días, estrellas
y hasta la misma luna se admira
de ver que no existe más dicha
que caminar juntos en silencio.

Cuando estás conmigo comprendo
que no importa si un día te pierdo,
aunque me dejaría sin vida tendría
para mi solitaria melancolía al menos
una razón para seguir viviendo.

No hay comentarios: