miércoles, 10 de septiembre de 2008

MUY LEJOS

No conocía el tiempo
hasta que se fue rápido
cuando estaba contigo.

Ni conocía el miedo
hasta que nos conocimos;
temí perder lo conseguido.

Caer en un abismo
profundo de tristeza
si no te tengo conmigo.

Tampoco sabia del viento
que corre llevándose lejos
las hojas de los recuerdos.

O las estrellas en el cielo
siempre lejano, siempre bello
de todos mis sueños.

O el dolor de tu ausencia
cuando, quiso el destino,
te fueras muy lejos.

No hay comentarios: