viernes, 19 de junio de 2009

EL AMOR QUE NOS QUEDA

Este día te pierdo,
una vez más de tantas;
las horas se escapan
y se repite la historia
que pensé cerrada.

El invierno regresa
con su frío que no da tregua,
seca, mata y congela
las viejas flores que quedan
de todo lo antes algo era.

Hoy es un abismo
lo que nos separa y no consigo
saltar esa barrera y estar cerca
porque nada de lo que haga
soluciona tantas penas.

Pero tienes mi mano
para cuando quieras tomarla con fuerza,
no nos digamos nada, un abrazo
será el mensajero de nuestras almas
de nuestros corazones que se quiebran.

Pero veo que no sirve de nada
quererte y que tanto me quieras,
hay un horizonte distinto
en nuestros caminos que se abren
por rumbos que nos alejan.

Tú sigues la senda
sinuosa de quien tambalea
en el borde del precipicio
muy profundo de la tristeza.

Yo me voy por el hilo
tan delgado de las emociones,
de los estados de ánimo
que muchas veces me manejan.

Te dejo un poema,
un abrazo y un beso para que sepas
que a pesar de todo siempre te quise
con este amor imperfecto parecido
a tantos amores que el viento lleva.

Me queda de vos la sonrisa,
ese brillo de tu mirada, la suave
sensación de tu tacto, y un abrazo,
de esos que alguna vez me has dado,
en los bolsillos del alma que recuerda.

Quiera Dios que en alguna estrella
nos encontremos en un futuro
donde ambos tengamos la experiencia
que necesitamos para no caer siempre
en lastimarnos con las espinas amargas

de las rosas rojas del amor que nos queda.

2 comentarios:

loquedicelaluna dijo...

Es muyyy lindo!!!!!!!

Martín_Espinoza dijo...

Gracias Meli!!

Tus poemas también, son muy buenos.