domingo, 7 de junio de 2009

TODAVÍA

Este domingo estuve solo
en mi casa todo el día,
acompañado si se quiere
de pensamientos y fantasías.

De ideas en mi cabeza
como aves peregrinas,
llegaban y se iban muy alto,
muy lejos hasta que las perdía.

Por momentos supe plasmar,
con mi rústica poesía, un atisbo
de toda la inspiración que provenía
del brillo de tus ojos

iluminandome todavía.

No hay comentarios: