miércoles, 3 de junio de 2009

NO TENGO NADA

Sólo necesito que me abraces,
sentir el calor de tu cuerpo,
con eso podrías acompañarme
en todos mis pensamientos.

Después, sólo lo sabe el tiempo,
pero quizás regrese aquel cariño
que se ha desvanecido, incierto,
como incierto es el universo.

Me besas, una vez más me besas,
y descubro que es tu boca
la suave caricia que en mis labios
deja su huella dulce y eterna.

Después despierto y estoy solo
en mi cama humilde y siempre fría,
me pare, una vez más, al día,
uno más de todos los días de rutina.

Donde no te tengo y no tengo nada,
donde poco importa la llovizna,
el invierno arrecia con su escarcha,
congelando los restos muertos

de mi alegría.

2 comentarios:

artemisa dijo...

Nadie tiene nada porque los besos no son contratos ... Y los regalos no son promesas ...
Nadie tiene nada hasta no ver las derrotas con una sonrisa adulta
y no con la tristeza de un niño ...
Nadie tiene nada hasta no aceptar que no importa cuan buena sea una persona,te va a herir de vez en cuando, por lo que necesitarás perdonarla ...
Nadie tiene nada hasta que aprende que hablando pueden aliviarse dolores emocionales ...
Nadie tiene nada hasta que aprende que,o controla sus actos,
o ellos lo controlarán,
y que ser flexíble no significa ser débil o no tener personalidad.
Nadie tiene nada hasta que no comprende que la madurez tiene más que ver con los tipos de experiencias que se tienen
y con lo que se aprende de ellas
que cuántos años se han celebrado ...
Nadie tiene nada hasta que cae en la cuenta que cuando estás con cólera tienes el derecho de estar asi, pero eso no te da el derecho de ser cruel ...
Nadie tiene a nadie hasta que no descubre que sólo porque alguien no te ama de la manera que quisieras que te ame, no significa que no te ame con todo lo que puede, pues existen personas que nos aman, pero simplemente no saben como demostrarlo...
Nadie tiene a nadie hasta que no se convence que realmente puede soportarlo...
que realmente es fuerte,
y que puedes ir mucho más lejos
después de pensar que no se puede más ...
Nadie tiene a nadie, Martín, hasta que comprende que sólo puede esperar de los demás lo que la vida decida brindarnos a través de ellos en el abanico de caminos que sólo ella puede abrir y hacernos recorrer.

Martín_Espinoza dijo...

Nadie se tiene ni así mismo porque somos criaturas quedebemos la vida a Dios.

Sabias palabras. Pensamientos muy profundos. Dignos de ser meditados y puestos en debida práctica.

Agradezco el gran nivel que tenés para comentar, tu diálogo con mis textos.