viernes, 26 de marzo de 2010

ESPERA

Sea el destino como sea,
aunque busque alguna respuesta
creo que encontraré silencios,
el sonido de las hojas muertas.

Cuando caen de los árboles añejos
hasta las frías veredas donde duermen
tiradas todas las ilusiones pequeñas
porque no brotaron en primavera.

Como todos los pétalos de las rosas
caídas en la desgracia de la tristeza
de saber que todo se termina en la vida
incluso la vida misma se cierra.

De repente una ráfaga las eleva
como si fueran mariposas ocres
hacia el color que siempre esperan
en los arco iris olvidados.

Son sueños de locos y poetas
que una vez en la vida amaron
y ahora son palabras sueltas dispersas
sin sentido alguno, sin significado.

Alguna frase, sin embargo rescato,
temblando de frío la levanto,
la cobijo con mis manos y le sonrío
porque ese es sol más anhelado.

Le limpio las impurezas aquellas
que fueron con el tiempo juntando;
es polvo de astros quebrados
de lunas en cielos nefastos.

Las pongo en un papel muy blanco
para que sientan que es el remanso
que tanto y tanto ellas han buscado
para dejar un mensaje secreto acaso.

Tal vez, luego de toda esta empresa,
pueda encontrar alguna respuesta,
pueda saber que todavía estás cerca,
que puedo ser feliz sabiendo

que el amor aún me espera.

No hay comentarios: