miércoles, 28 de abril de 2010

NADA

No quiero este amor,
no quiero evocar ausencias,
tampoco sentir esta tristeza.

No quiero que verte me duela,
que me mate saberte cerca
de otro amor en tu puerta.

Pero el tiempo siempre corre
deja atrás, si tenemos suerte,
en el olvido todo lo que era.

Otros labios ahora besas;
alguien te abraza y desea
los mismo que yo deseaba.

Otro dice tu nombre y clama
en las noches que te ama
y tú le sonríes y callas.

Porque asientes con la mirada
que el amor siempre se renueva,
ahora eres feliz, lo amas.

Ahora que en en tu vida
ya no valgo nada, ni soy siquiera
un recuerdo que te acompaña.

2 comentarios:

lunattyk dijo...

mmm que triste o angustiante salió esto, pero aveces el amor así nos golpea y tambien nos acaricia...es asi el amor...besos tinchon!

Martín_Espinoza dijo...

Y si, muchas veces son las dos caras de la misma monedad.