viernes, 30 de abril de 2010

REGRESO

Creo que esta vez vuelve
desde el más allá donde estaba,
desde aquel lugar distante
donde no llega casi nada.

Ni las palabras, ni esperanzas,
ni las pocas palomas mensajeras
que supe enviar esperando que lea
unas breves, dulces esquelas.

Que me perdone y sepa
que el amor no se pierde,
que esta vez siento que es ella
la razón de toda mi suerte.

Que no existe en esta tierra
belleza más pura y sincera
que su sonrisa y esa mirada
que todavía es mi estrella.

No hay comentarios: