domingo, 13 de junio de 2010

ESCRIBIR NADA

No puedo escribir nada,
las palabras están negadas
pero siento en el alma
esa magia previa a la poesía.

A la creación misma que es bendita
y muchas veces creo que no es mía
si no de alguna voz que me dicta
los versos que dejo en la vida.

Las estrofas suavemente
se deslizan como la brisa;
es el arte de darle su ritmo,
la justa rima, de medirlas.

Pero otras veces fallo,
quedan mis escritos quebrados
y son esos retazos acaso
las partes de mi corazón marcado.

Por cada momento vivido,
por los amores que se fueron,
por las memorias, los recuerdos
que deja a su paso siempre el tiempo.

Lo que aprendo, lo que no entiendo,
queda supeditado al encuentro
de esa luz de los dioses, estrella
de un breve cielo cuando escribo.

Pero no soy yo quien escribe,
quien dice todo lo que siento,
es un ser que me supera, acaso
yo sea una instancia de enunciado

un sujeto más en el universo poético.

2 comentarios:

(lunattyk) dijo...

de no escribir nada a escribir, ya es algo. Que bueno es aveces no tener nada que escribir y con una accion o una palabra la imaginacion se abre puertas para narrar cosas que salen en instantes y quedan poemas como el que has escrito. Me encnató tinchón! besotes!

Martín_Espinoza dijo...

Las palabras nacen del alma, y a veces rompen el silencio con el silencio mismo.

Gracias como siempre Naty!