jueves, 15 de julio de 2010

EN EL PRESENTE

Una flor pequeña guarda silencio
en un rincón olvidado del universo,
espera su momento para tener brillo
para ser un sol enorme y bueno.

Para tener sus planetas orbitando
alrededor de ella atraídos por la fuerza
que da sentido y orden al firmamento,
vida acaso en alguno de ellos.

Es paciente porque sabe que el tiempo
es una mera ilusión de aquellos que miden
con sus aparatos mecánicos su propia vida
que pasa velozmente sobre todos ellos.

Todo es continuo movimiento
donde existen todas las posibilidades
se dan al mismo momento por eso ella
descansa serena porque es flor
pero a su vez ya es estrella.

En un mismo instante nace y muere,
está en esta tierra o en el cielo lejano
como una luz que asombrados observamos
al descubrir sus secretos guardados.

Porque la vida es eso que sucede
mientras pensamos en su significado,
todo está escrito, todo ya ha pasado
pero todo puede cambiar porque los caminos
son infinitos en todo el sistema del caos.

Las flores saben eso desde siempre
por eso parecen seres bellos e inertes
porque esconden una gran sabiduría,
saben que todo es parte de un conjunto
infinito que se teje en el presente.

No hay comentarios: