sábado, 4 de septiembre de 2010

VIVIR SIN SUEÑOS

Prefiero morir soñando
que vivir sin sueños;
sería existir en vano
si me olvido de eso.

Si dejo de lado todo
por un mundo perfecto
que en los comerciales,
si se paga, está hecho.

Siempre la esperanza
le da sentido al tiempo,
a las horas que corren,
a la vida que perdemos.

A la luna que en el cielo
cada noche va muriendo,
pero sabemos que renace
poco a poco de nuevo.

Prefiero la locura
de parecer idiota escribiendo
poemas de amores hermosos,
de fidelidad y sentimientos.

Que ser un ser vacío
colmado de bienes ajenos,
porque no poseemos nada
más que el alma en la nada

infinita del universo.

No hay comentarios: