miércoles, 22 de mayo de 2013

DISTANTE

Quería que me quieras,
como quiero quererte
pero el destino es una suerte
propensa al olvido;
me quieres cuando quieres,
yo te quiero conmigo.

De este lado de la vida
para que les des algún sentido
a este conjunto extraño
que es el universo infinito;
un caos que nunca acabo
de ordenar cuando escribo.

Una maraña de sinsentidos,
de sentimientos confundidos;
necesito de la luz de tus ojos
para ver completo el paisaje
en tinieblas donde perdido
pierdo de la vida el detalle.

Porque solo soy un desastre,
un remedo de poeta que no sabe
conjurar en sus pobres versos
la belleza que siempre traes
en el aroma de la dulce brisa
de aquel invierno distante.

No hay comentarios: