lunes, 29 de julio de 2013

CONCIENCIA

Noche extraña;
me sorprenden las estrellas,
caen todas  hacia la tierra.

Observo el universo
como de a poco se quiebra,
en esquirlas pequeñas.

Golpean con fuerza el agua
de un océano que se expresa
con olas de vapor inmensas.

Nadie hace nada,
parece que en este mundo
todo se contempla.

Impávidos ante el final,
no atinamos a darnos cuenta
que todo ahora termina.

Aunque siento que comienza
un nuevo estadio de la humanidad,
un nuevo plano de conciencia.


No hay comentarios: