viernes, 26 de julio de 2013

SUCEDA

Te quiero aunque no quieras, 
te quiero aunque no quiero; 
el destino a veces es necio 
y juega con los sentimientos.

Puedo esperar una respuesta, 
preparar con ansias el alma, 
a mis latidos rienda suelta 
para que cabalguen a la nada.

O sobre las dulces praderas
de todas las ilusiones nuevas
para esperar que un milagro
alguna vez suceda.

No hay comentarios: