miércoles, 25 de diciembre de 2013

CON LA BRISA

Puedo jugar arriba
cual satélite espía,
como un sol negro
escondido en el día.

Un instrumento acaso
de los sueños que fustigan
cada noche los sentimientos
adormecidos en su desdicha.

Para que no sepas
que yo sigo en tu vida,
como un pensamiento
llegado con la brisa.


No hay comentarios: