miércoles, 11 de diciembre de 2013

PRESENCIA

Soy la brisa que llega 
en las noches serenas,
cuando la luna llena 
ilumina la tierra.

Esa sombra eterna 
oculta en las tinieblas,
dormida en los árboles
de ramas sin primavera.

Esa sensación extraña 
de que alguien te observa;
es que acaso mi alma
contigo se queda.

Contigo recorre 
las peculiares sendas
del destino incierto,
de la vida austera.

Del poema que lees,
de los pasos que cuentas
como una cábala misteriosa
para ganar estrellas.



No hay comentarios: