viernes, 17 de octubre de 2008

SILENCIO

Este silencio me dice
más cosas de las que quiero,
que el tiempo pasa y sigues lejos,
que parece imposible verte de nuevo.

No hubo despedidas, sólo silencio,
no hubo caricias, abrazos o besos;
simplemente un vulgar adiós un día
como los demás de este universo.

Pero no lo sabía, no pensaba
que ya en tu pecho había olvido;
tu amor se moría sin remedio,
alargando así este tiempo.

Deberé olvidarte, si puedo,
dejarte dormida en mis recuerdos,
como algo hermoso que tuve
y ahora yace muerto.

No hay comentarios: