jueves, 2 de octubre de 2008

HOJA EN BLANCO

Esta hoja en blanco
necesita un poema,
unas estrofas que rompan
el blanco vacío que la aqueja.

Para que al menos unas líneas
del trazo de mi lapicera
sean surcos donde las semillas
de las palabras germinen
en un humilde poema.

En primavera nazcan sus flores,
pequeños suspiros cuando lo leas,
y no será ya una hoja muerta
si no el emisario de mis sentimientos
al decirte que siempre estás cerca.

Que donde puedo dejo escritas
todas las palabras que vuelan
como si fueran jilgueros
que irán presurosos a cantar
sus dulces melodías en tu puerta.

Esta hoja necesita un poema,
la hoja de mis días que es un libro
cuya historia es siempre incierta,
pero sospecho un final feliz
si un día a mi lado regresas.

No hay comentarios: