sábado, 2 de octubre de 2010

COMO UN NIÑO

Esta noche es la noche
donde las estrellas mueren,
donde tu memoria me duele
y tu nombre es un presagio
que nadie nunca entiende.

Pero siento que por fin puedo
darme cuenta del mensaje
cifrado en esa mirada fija
que en mis recuerdos perdura
al cerrar mis ojos para no verte.

Ha querido la extraña suerte
que me toque en destino conocerte,
llegar a soñar contigo, amarte,
luego despertar como quien vuelve
de un extraño e infame viaje.

Pero no quedan fotografías,
ni siquiera las bitácoras erróneas
de quien pierde el rumbo en la aurora
de un polo norte que se parte
en diversos puntos cardinales.

Simplemente la tristeza grave
como un feroz cáncer que carcome
mi alma que ya no tiene brillo,
ni es apenas lo que fue contigo,
cuando me amabas o eso decías

cuando fui feliz como un niño.

2 comentarios:

AZstudio dijo...

Muy buen poema y de una gran calidad!

Es muy atrayente y te hace identificarse con cada palabra escrita.
Buen trabajo, lo felicito.

Llegé a este blog de casualidad y me ha parecido un gran sitio.

Reitero mis felicitaciones.
Hasta pronto...

Andrés Z.
AZstudio

Martín_Espinoza dijo...

Gracias por pasar (aunque sea de casualidad). Ya pasaré por tu blog.