domingo, 24 de octubre de 2010

OASIS

Verte un instante
me da lo que necesito
para emprender el viaje.

Hasta otro lejano oasis
donde bebo las dulces aguas
de tus besos muy suaves.

Como suave es el aroma
de tu perfume que respiro
siempre para seguir vivo.

Mi alma se eleva hasta cielos
que jamás podía imaginarme,
todo adquiere un nuevo sentido
al saber que puedes amarme.

Me siento invencible, protegido,
por todos los ángeles benditos
del mismo cielo de donde naces
como los rayos del sol amable.

Sonrío y miro siempre al infinito
por qué sé que puedo encontrarte
en las tibias luces del mediodía
donde las flores sus pétalos abren.

Como abres tus brazos y me estrechas
muy fuerte contra tu cuerpo estandarte
de todo lo que ansío, lo que espero,
eres por quien vivo y muero

por quien resucito a cada instante.

2 comentarios:

Andrés Z. dijo...

Muy bello y de gran calidad!
Felicitaciones.

Andrés Z.

http://luz-o-tinieblas.blogspot.com/

Martín_Espinoza dijo...

Gracias por tus palabras. Ya visitaré tu blog.