martes, 10 de enero de 2012

ARTE MÍA

Muere la maravilla
de tu recuerdo en mi vida;
queda acaso en la memoria
apenas algo de melancolía.

Pensar que eras tierna
o seo es lo que parecía;
con el tiempo uno descubre
todas aquellas mentiras.

Pero me quedo con lo bueno,
con cada átomo de tu simpatía,
con esos besos tan dulces,
y esa sonrisa que fue mía.

Con tus cabellos despeinados
en ese éxtasis que conocías,
tu cuerpo siempre cálido,
tus palabras siempre precisas.

Tus ausencias, tu locura,
tus repentinas aventuras,
tus elocuentes sortilegios
de futuros sin salida.

Tu tiempo a mi lado,
el sufrimiento que te cubría,
tu incapacidad para amarme,
mi amor que se moría.

No hay comentarios: