lunes, 13 de diciembre de 2010

TEMPLANZA

La tormenta no cesa,
arrecia el viento con fuerza,
la lluvia golpea los cristales
de mi ventana siempre abierta.

Siento en mis manos el frío
del clima que no es el mismo
de la tarde cuando nos conocimos,
cuando el amor descubrimos.

Pero esta noche es triste,
esta noche sin estrellas, ni luna;
negras nubes sobre esta vacía casa
sombras del pasado que regresa.

Un vacío cual abismo se derrama
en mi alma que se quiebra cansada
de la lúgubre rutina de recordarte
para darme cuenta de mi desgracia.

No te tengo y el tiempo no sana,
no cura heridas ni me da templanza,
te extraño como siempre lo hago
aún sabiendo que ya no me amas.

No hay comentarios: