domingo, 13 de julio de 2008

AUSENCIA

Tu nombre es ausencia,
lo veo escrito entre las nubes
que flotan en su indiferencia.

No lo menciono hace tiempo,
tengo miedo de convocar lo que temo
jamás volverá a suceder luego.

No volverás a ser parte del tiempo,
ni me mirarás con esos ojos grandes
donde mis ojos reflejados se vieron.

Ni tu boca será de mi boca
en aquellos recordados besos
que marcaron mis labios a fuego.

Tampoco espero encontrarte
en alguna esquina de cualquier calle,
quizás no seas la misma que quise.

O tal vez seas aquella que nunca
encontró la manera de estar conmigo,
ni yo supe como lograr que me ames.

Como sembrar aquellas rosas amables
cuyo aroma es una caricia del alma
que llega al corazón que de amor

todos los días siempre late.

No hay comentarios: