sábado, 5 de julio de 2008

EQUIVOQUÉ LUEGO

No siempre es así la vida,
por momentos siento a las flores
como pequeñas estrellas que brillan.

Que las horas quedan suspendidas
en los relojes dormidos en las paredes
de aquella casa siempre tan vacía.

Las aves despiertan de su sueño
y cantan esas melodías tan lindas
que siempre escuchabas con una sonrisa.

La misma sonrisa que se dibuja
por un instante en mis labios
cuando todo parece tan nuevo.

Cuando pienso que el viento
no se ha llevado el aroma dulce
de tu delicado cuerpo.

Cuando siento que siempre puedo,
que soy fuerte y nunca me equivoco
como me equivoqué luego.

No hay comentarios: