martes, 6 de octubre de 2009

SÓLO EL SILENCIO

Si tuve tu palabra,
la compañía que me dabas,
las horas que pasaban
abrazados, sin hacer nada
más que amarnos con esperanzas.

Como si el futuro fuera nuestro,
como si hubiera algo en el mañana;
una vida donde pudiéramos unirnos
tanto en cuerpo como en alma.

Si tuve tus besos,
el dulce calor que me dabas,
ahora sólo poseo el silencio,
esta distancia que el tiempo,
siempre injusto, agiganta.

Un amor que no fue como soñaba,
un amor que me dejó vacío,
con los brazos cansados de luchar
contra las erinias malvadas
que nos atormentaban.

No hay comentarios: