jueves, 14 de enero de 2010

NOCHE INFAME

A salvo de la luna
que en las noches acecha
con su luz clara convoca
recuerdos que me aquejan.

Tus labios, sus besos,
tus palabras todas, evoca
mi memoria en las noches
mágicas de luna llena.

No consigo dejarte lejos,
mucho menos logro olvidarte,
pensar que me quisiste, acaso
sea una verdad en partes.

Pero mi alma bien sabe
que en vanas ilusiones
estuve sumergido e infame
me dejé llevar muy cobarde.

Cual piedra que de lo alto cae
fui hasta el fondo del abismo,
precipicio profundo y vacío
donde perdí todo sentido.

Todo dominio de mis emociones
ante el ego quebrado en mil partes;
al saber que el corazón tuyo se abre
cada vez que de mi algo sabes.

No hay comentarios: