domingo, 31 de enero de 2010

TODAVÍA

No soy el ejemplo
de lo mejor de la vida,
ni del que gana o pierde
pues no conozco premios;
vacía está mi vitrina.

Sin trofeos por nada
más que alguna foto perdida
bajo una fina estela de polvo
que es lo que deja el tiempo
en las cosas más queridas.

Ni las flores que guardaba
permanecen ahora con vida,
en verdad creo que fracaso
en todos aquellos proyectos
que contigo alguna vez tenía.

Pero no dejo de quererte
y en verdad eso es lo único
bueno que tengo en mis días,
este amor de poeta fracasado
en el intento de quererte

aunque no me quieras todavía.

2 comentarios:

lunattyk dijo...

Tinchin, aca estoy de nuevo, disculpeme por la demora en leer su blog, ud entiende mi situación jeje
empece a leer este y me pareció genial, me encanta cómo describe las cosas!...besos!

Martín_Espinoza dijo...

Gracias una vez más Naty!! Y si, te entiendo muy bien jeje