sábado, 2 de enero de 2010

ROCA

Soy una roca que yace
en la arena ante el embate
del mar que se complace
en derruir con sus olas mi base.

El viento con la lluvia
sus fuerzas unen para asolarme
pero permanezco erguido inmóvil
todo el tiempo aunque sea tarde.

Aunque el destino tenga la clave
signada de todo lo que me espera,
seguiré mientras pueda estar al frente
de esta vida que muchas veces se niega.

Que muchas veces se cierra en la noche
donde todas las estrellas esperan
a una luna enorme que no llega,
para iluminar todas las sendas.

Las mismas sendas donde esperaba
al recorrerlas poder encontrarte,
pero ahora me quedo inmóvil
bajo los destellos de la tormenta.

Como una roca que nada espera espero,
como una roca que nada siente siento,
como una roca no se conmueve me conmuevo
al verte pasar distante como un sueño

como una imagen nítida que se deshace.

No hay comentarios: