domingo, 30 de mayo de 2010

BUSCARTE

Si descansas en mi cama
deja tu aroma para que mañana
sean las flores imaginarias
las estrellas en las praderas
onduladas que son las sábanas.

Una palabra en la almohada,
una caricia debajo de la cama
caída quizás encuentre al mirar
en busca de mis viejos zapatos
que me llevarán lejos de la casa.

A buscarte en los caminos,
en el canto de las aves,
en la sonrisa de los niños,
en los ancianos que en el parque
tienen su ajedrez como arte.

En los semáforos que bien saben
donde fuiste aquella tarde
cuando saliste por estas calles
y te dieron su luz verde
como bendición en tu viaje.

En el reflejo de las vidrieras,
las mismas que tantas veces miraste
en busca de algún vestido nuevo
o una novedad que puedas regalarme
para mi cumpleaños, siempre lo haces.

Siempre me miras fijo al detalle,
me conoces bien y que no miento sabes
cuando digo que todo el universo
ha perdido su brillo desde que estás lejos,
desde aquel día oscuro cuando me dejaste.

No hay comentarios: