lunes, 17 de mayo de 2010

UNIDOS

Mi alma cree en los latidos
del corazón que late conmovido
al verte una vez más cerca mío.

Tus pasos son ese signo
que indica que es tiempo
de comenzar el camino.

De hacer un mundo distinto
donde todos seamos iguales,
donde compartamos un destino.

Don no haya sufrimientos,
nu una solágrima, ni guerras,
ni dolor, no conflictos.

Esta es la utopía nuestra,
que juntos un día descubrimos
al mirarnos a los ojos.

Al ver nuestras almas,
al unir las manos y decir,
en voz baja, que seremos

el uno para el otro,
ambos el mismo ser unido
por el amor infinito.

No hay comentarios: