miércoles, 5 de mayo de 2010

QUE TODO CALLE

La mesa es el campo
de una singular contienda,
en ella se desata la más loca
de todas las guerras.

Silencios y palabras
en papeles sobre la mesa
debaten su existencia:
ser o no ser respuesta.

Yo miro asombrado
y en lo alto mi lapicera
es como el martillo de un juez
que cuando cae da sentencia.

Que calle todo, que calle;
las palabras deben quedar quietas,
aunque el silencio hoy aquí no gana
quiero un poco de paz esta noche

de voces en mi cabeza.

2 comentarios:

lunattyk dijo...

muy bueno tinchin! me gustó! besitos!

Martín_Espinoza dijo...

Gracias Naty por pasar una vez más!!

RECUERDO

Acepta que me ido ya demasiado lejos, más allá de los sentidos, del mismo tiempo. No me alcanza ahora ni siquiera el recuerdo, soy un...