miércoles, 5 de mayo de 2010

QUE TODO CALLE

La mesa es el campo
de una singular contienda,
en ella se desata la más loca
de todas las guerras.

Silencios y palabras
en papeles sobre la mesa
debaten su existencia:
ser o no ser respuesta.

Yo miro asombrado
y en lo alto mi lapicera
es como el martillo de un juez
que cuando cae da sentencia.

Que calle todo, que calle;
las palabras deben quedar quietas,
aunque el silencio hoy aquí no gana
quiero un poco de paz esta noche

de voces en mi cabeza.

2 comentarios:

lunattyk dijo...

muy bueno tinchin! me gustó! besitos!

Martín_Espinoza dijo...

Gracias Naty por pasar una vez más!!