domingo, 26 de julio de 2009

LUZ EN TUS MANOS

Tienen luz tus manos
porque al acariciarme dejan claro
el paisaje que se abre ante mis ojos
como un día maravilloso de sol
brillando dulcemente en lo alto.

Le dan vida y calor a las melodías
suaves que la brisa enamorada me recita
en cada momento de esta vida que transito
iluminado por la enorme paz de tu cariño,
por el roce de tus manos que son mi alivio.

Tus ojos me dan el coraje cotidiano
para salir a la calle a diario pensando
que a mi regreso, tal vez cansado, encuentre
como siempre el precioso milagro de verte
y saber que me sigues amando.

Que sigues a mi lado y me siento fuerte,
invencible como un dios guerrero romano,
de esos que no tienen puntos débiles,
de esos que siempre todos recordamos,
mirando al frente con orgullo soberano.

Pero soy humilde porque sé que valgo,
sé que si soy algo en este mundo,
es porque me diste en un segundo
toda la felicidad de tus manos en mis manos;
me diste tu amor y acaso te haya dado

tan sólo dolor y no pueda remediarlo.

No hay comentarios: